Estar sentado durante todo el día en el trabajo puede tener serias consecuencias para la salud, pero hay cosas que puedes hacer para compensarlo. No te pierdas estos 5 consejos saludables para mejorar tu productividad en el trabajo sin perjudicar tu salud.

1. PONTE DE PIE
Si te levantas de la mesa quemarás un 40% más de calorías, aliviarás las molestias lumbares y reducirás el riesgo de padecer obesidad y dolencias cardiacas. Estudios han demostrado que las personas que están sentadas durante más de 6 horas al día poseen un 37% más de riego de mortalidad que aquellas que lo están menos de 3 horas. Se recomienda trabajar en mesas de altura regulable para procurar estar en la posición más erguida posible.

2. SNACKS RICOS EN PROTEÍNAS
A media mañana, el hambre llega para quedarse y lo más fácil es echar mano a cualquier tentempié energizante que, siendo sinceros, suela contener altos niveles de azúcar. Se fuerte y combate el ansia de dulce con la ingesta de algún que otro snack saciante y rico en proteínas que equilibre los niveles de azúcar. Un puñado de frutos secos, unas verduritas o un Batido con una cucharadita de Preparado de Proteínas Wellness pueden ser la mejor opción.

3. AYUDA A TUS NEURONAS
Mantener en perfecto estados las funciones cerebrales es probable que no esté en tu lista de prioridades, aunque debería estarlo. La falta de actividad física contribuye a sufrir depresiones, problemas de memoria y una reducción de las capacidades cognitivas. Para evitarlo, ayúdate con la ingesta de Omega 3. Un complemento alimenticio que favorece el funcionamiento del cerebro, mejorando su desarrollo y reduciendo cualquier atisbo de depresión. Además, el Omega 3 ayuda a reducir el riesgo de infartos, la obesidad y la diabetes. Si tienes que elegir un complemento alimenticio, sin duda, ¡elige el Omega 3!

4. ESTIRA TU CUERPO
Cuando estás sentado tantas horas, es posible que experimentes malestar corporal y tensión muscular por el hecho de estar en la misma posición durante largas horas. Tómate pequeños descansos para realizar pequeños estiramientos que favorezcan la circulación y el flujo de oxígeno hacia el cerebro. Los estiramientos mejoran la energía, la productividad y reducen la rigidez muscular, los dolores corporales y la degeneración de las articulaciones. ¿Te gusta el yoga? ¡Existen pequeñas posturas y gestos que podrás hacer en tu puesto de trabajo!

5. VITAMINA D
¿Te resulta imposible captar la suficiente vitamina D del sol? No eres el único. Los trabajos en el interior de las oficinas y el uso meticuloso de los cosméticos con factor de protección SPF son la causa de una verdadera epidemia de deficiencia de Vitamina D. La Vitamina D es importante para el sistema inmunológico, para la salud de los huesos y para prevenir las depresiones. Para obtener la cantidad suficiente de Vitamina D que necesita el organismo, gran parte de tu cuerpo debería exponerse a la luz del sol durante al menos 15 minutos diarios entre las 11h y las 15h, lo que resulta imposible de llevar a cabo durante la jornada laboral. La solución es optar por un suplemento de Vitamina D para compensar así su falta en nuestro organismo.

Lidia

*fuente: Oriflame beauty edit