¿Te has planteado alguna vez obtener ingresos pasivos?

Los ingresos pasivos están muy moda en el mundo de los negocios digitales. Yo misma los he incorporado en mi estrategia de negocio y me dan muy buenos resultados.

Crear una fuente de ingresos pasivos te permite conciliar tu vida laboral y tu vida personal o familiar. Te proporciona unos ingresos sin requerir de todo tu tiempo y dedicación 24/7.

Pero antes de seguir, voy a ponerte en contexto.

¿Qué son los ingresos pasivos?

El camino de los ingresos pasivos no es un secreto. De hecho, muchos expertos en negocios online lo utilizan en su estrategia de negocio. Sin embargo, es una forma de obtener ingresos que todavía no es conocida por el gran público.

Obtienes ingresos pasivos cuando te siguen pagando por un trabajo que tú has realizado una sola vez. Estos ingresos provienen de bienes y de inversiones de negocios donde tú no necesitas estar presente para generar dinero.

Un ejemplo donde esto se ve muy claro es en el alquiler de una vivienda. Cuando tú, como arrendador, alquilas una vivienda, ganas dinero pasivo por este alquiler, sin necesidad de que estés presente continuamente prestando un servicio. Un negocio también puede proporcionar ingresos pasivos al empresario, cuando este no necesita involucrarse en las actividades diarias del mismo.

Una fuente de estabilidad para tu vida

Cuando tienes un trabajo por cuenta ajena disfrutas de una serie de ventajas, como ganar un sueldo a fin de mes o tener unas vacaciones pagadas. Sin embargo, ser un empleado supone que hay otra persona que controla tu trabajo imponiéndote plazos, limitándote en tu carrera profesional y también en tus ganancias.

Cuando tus ingresos dependen de un trabajo por cuenta ajena, cualquier incidencia puede desestabilizar tu vida. Un despido, un accidente… son situaciones ante las que no tienes un control y que convierten, de la noche a la mañana, lo seguro en inseguro. Puede incluso llegar a destruir tu futuro y tu libertad.

Los ingresos pasivos te permiten tener el control de tus finanzas para poder controlar tu vida sin imprevistos.

 

¿Cómo lo hice yo?

Aquí estoy yo, Lidia, trabajando en mi negocio online con Oriflame.

En mi caso, Oriflame me dio la oportunidad hace más de catorce años de crear un sistema de ingresos pasivos utilizando una red de ventas que he ido creando poco a poco. 

No quería que mi vida pudiera desestabilizarse en cualquier momento, y por eso creé una segunda fuente de ingresos pasivos con Oriflame. Fue todo un acierto. Mi objetivo era tener el control de mis finanzas para poder controlar mi vida sin imprevistos.

 

Tú también puedes hacerlo

Oriflame te da la oportunidad de empezar tu propio negocio en el sector de la belleza y las ventas sin realizar absolutamente ninguna inversión inicial. Y de hacerlo crecer a tu ritmo, según tus posibilidades y tu momento vital actual. Tú decides cuánto quieres escalar. Tú decides cuánto tiempo quieres dedicar.

De esta forma ya no necesitas trabajar para vivir y puedes dedicar tu tiempo a cosas que realmente te gustan: viajar, dedicar más tiempo a tu familia…

Al principio, sí que es necesario dedicar tu tiempo y esfuerzo personal a poner en marcha este negocio. Nadie regala nada y yo no quiero llevarte a error. Tu compromiso es muy importante. Pero a medida que lo vas construyendo, te va permitiendo tener más libertad financiera y ser tú quien va marcando los límites.

¿Quieres conocer más sobre este tipo de negocio?

Estaré encantada de ayudarte. Ponte en contacto conmigo y te explico paso a paso la forma de ponerlo en funcionamiento.

Un abrazo,

Lidia.