Decidiste emprender tu propio negocio para poder compaginar tu carrera profesional con tu vida personal.

Pero tienes una familia y, en ocasiones te abruman el estrés o la culpabilidad.

¿Es tu caso? ¿Eres madre trabajadora? Entonces, sigue leyendo.

 

Conciliar trabajo y familia es un verdadero reto para ti. ¿Es posible encontrar el equilibrio?

Estás encantada con tu negocio porque te proporciona la satisfacción de ser tu propia jefa, flexibilidad horaria, libertad económica y plenitud porque haces lo que te apasiona. Sin embargo, ser mamá y trabajadora requiere un gran esfuerzo por tu parte.

Oriflame ha entrevistado a Malti Bhojwani, escritora, coach y consultora empresarial, que te da estos consejos para encontrar el equilibrio perfecto entre tu familia y tu trabajo:

conciliar trabajo y familia con oriflame

¿Cómo empezar a conciliar trabajo y familia?

 

1. Prioriza y di adiós a la culpa

¿Te invade el sentimiento de culpa cuando, por cuestiones de trabajo, no tienes tiempo suficiente para dedicar a tu rol de madre, esposa o novia? Mathi nos recuerda que la sociedad actual nos pone el listón muy alto a las mujeres: debemos desempeñar una gran variedad de roles, llegar a todos y además hacerlo perfecto. 

Hemos llegado a un punto en que nos hemos creído estas expectativas irreales y nosotras mismas nos las exigimos también.

Así que detente un momento y cuestiona esta creencia. Piensa en qué es para ti el éxito. Qué tipo de educación quieres para tus hijos. Y prioriza. No hay respuesta correcta o incorrecta. Sé honesta contigo misma y decide qué es lo realmente importante para ti.

 

2. Revisa y reorganiza tus horarios

Quizá en estos momentos te sientes a disgusto en tu día a día. Puede que sientas que tu trabajo no te deja tiempo para tu familia, o viceversa. Los horarios que te habían funcionado hasta ahora pueden no servirte más. Date permiso para reorganizarlos y ajustarlos a tus nuevas prioridades.

Revisa tu lista de prioridades (que comentábamos en el punto 1) e intenta darles en tu día el día el espacio correspondiente para sentir que vas en la dirección correcta.

 

3. Deja de compararte

Es fácil comparar tu vida con otras mujeres que han alcanzado un éxito mayor que el tuyo o que parecen ser “mejores madres o esposas”. En primer lugar, recuerda que nada es lo que parece y que detrás de una carrera o una apariencia brillante hay aspectos poco atractivos que nadie enseña en sus redes sociales.

En segundo lugar, deshazte del hábito de compararte. Cada persona tiene sus propias aspiraciones y una escala de valores diferente. Compararte con otras mujeres te hará sentir insatisfecha sin ayudarte a avanzar en tu vida ni a crear tus sueños en base a tus propios estándares.

 

4. Confía en tus decisiones

Decir “sí” a algo implica renunciar a otra cosa. Cuando tengas que tomar una decisión importante, date un tiempo para reflexionar qué es lo que quieres rechazar. Esta es una buena forma de tomar las decisiones más responsables.

Una vez tomada la decisión, siéntete bien con ella. Confía en que has decidido lo que era mejor para ti, asume las consecuencias y sé coherente contigo misma.


¿Te apetece unirte a mi equipo y crear un negocio a tu medida en el sector de la belleza y las ventas, sin inversión inicial y que podrás gestionar a tu ritmo?

Te cuento cómo hacerlo.

Un abrazo,

Lidia