¿Has oído hablar de la palabra Lagom? es una palabra que viene del sueco y significa algo así como equilibrio en tu vida. Es decir, que ni demasiado poco, ni demasiado mucho.

Una actitud Lagom trata en tener una vida más responsable y en armonía contigo y con lo que te rodea. Es una vida con consciencia, sin excesos.

Está tan de moda que hasta IKEA tiene un proyecto con este nombre, formada por una comunidad de personas que comparten pequeñas acciones diarias: apagar la luz cuando no es necesaria, no usar mas agua de lo normal, etc. Gestos que mejoran y hacen que la vida sea más sostenible.

Te proponemos cinco consejos que harán tu vida más lagom. ¿Te animas a ponerlos en práctica?

1. OPTIMIZA TU RUTINA DIARIA

Elimina los productos que nunca usas o que no necesitas. Elige los que te ofrecen los mejores resultados. ¡Ahorrarás mucho tiempo!

2. LIMPIA TU VIDA DE COSAS INNECESARIAS

Analiza todo lo que te sobra: ropa, muebles, utensilios…… y quédate solamente con lo necesario. Este gesto te facilitará tu día a día. Puedes tener un gesto solidario con lo que no usas y lo puedes donar.

3. TU TIEMPO ES MUY IMPORTANTE

Todo el mundo necesita tiempo de descanso. Si queremos tener mas energía debemos descansar, dormir o leer un buen libro.  Son importantes las buenas costumbres para encontrarte contigo misma. Busca un lugar tranquilo en el que puedas desconectar. Y recuerda: ¡No temas decir que no!

4. DESCONECTA

No te lleves el ordenador del trabajo a casa y apaga el teléfono. Vive el momento y disfruta de tu tranquilidad. No siempre tienes que estar disponible para todos a todas horas. Puedes permitirte el lujo de estar incomunicada. Deja un tiempo para tí sin prestar atención constante a los mensajes o redes sociales. Sabemos que es difícil, sobre todo si eres freelander pero tienes que intentarlo. Deja de hacer todo lo que estás haciendo, respira hondo, mantén la respiración  y suelta el aire lentamente. Te sentirás mucho mejor. ¡Compruébalo!

5. HAZ LO QUE TE HAGA FELIZ

Con el tiempo, lo que realmente importa es pasar el tiempo con la gente que quieres y hacer aquello que te hace más feliz. Recuérdatelo de vez en cuando y reflexiona que es lo verdaderamente importante para ti. La vida no siempre se trata de lo que se espera que hagamos, sino también de lo que queremos hacer. Vive el presente y agradece todo lo que tienes. El agradecimiento es la llave que abre todas las puertas.

La felicidad no se encuentra en tenerlo todo. Crea un estilo de vida equilibrado por que “la medida justa es lo mejor”.

Lidia Velázquez